¿Dónde están los modelos de conducta de las chicas británicas?

Ésta es una traducción personal de un artículo de opinión publicado en Al Jazeera. Para consultar el artículo original: http://www.aljazeera.com/indepth/opinion/2012/02/20122181431205894.html

Las chicas jóvenes reciben los mensajes equivocados de una sociedad obsesionada con la fama y las celebrities.

Londres, Reino Unido – Lucy Vixen, una chica de 22 años de Warwick, está frenética. “No puedo creerlo, no puedo creer que todo el mundo votara por mí”. Entonces me cuenta emocionada: “Salí la otra noche y fui atacada (no en el mal sentido, se apresura a aclarar) por todas esas fantásticas chicas. Decían “te queremos, te apoyamos, eres nuestra ídolo y nos encantaría ser como tú”.
Lucy es la ganadora del concurso “Page 3 Idol” del periódico The Sun para 2012, venciendo a miles de chicas de Gran Bretaña que mueren por salir en los tabloides. A lo largo de la entrevista, no hablamos de hombres hasta le pregunto lo que opinan sus padres acerca de su posado con la más mínima ropa interior.
“Están de acuerdo; mi padre es mi mayor fan, después de mi madre, por supuesto”, responde. “De hecho, justo esta semana le he enseñado mi última portada de revista”.
“¿Y estabas en topless?” pregunto. “Sí”, ríe. “Mi padre me dice “A por ello, chica”. Si yo estoy feliz, él es feliz”.

Mientras hablo con Lucy, percibo cuánto se preocupa por las mujeres. Me habla acerca del vínculo fraternal que comparte con las demás modelos de la Page 3, donde “todas cuidamos de todas” y lo halagada que se siente por que otras chicas quieran ser como ella. Dice que siente la responsabilidad de no hacer dieta, para mostrar a sus fans que es “normal”, como ellas.
“No estoy delgada”, resalta. “De hecho, soy demasiado grande para una chica Page 3; soy una talla 12 (40 en España). Pero ahora estoy encantada con mi cuerpo. No solía estarlo; solía pensar que estaba gorda, pero luego empecé a aceptar lo que soy y quién soy. Siempre le digo al fotógrafo: “Asegúrate de que no me retocas, si hay alguna imperfección, déjala donde está”. Quiero que las chicas sepan que soy real, no falsa y pasada por el Photoshop”.

Me cuenta que tiene el doble de fans entre las chicas que entre los chicos, y que eso es de lo que está más orgullosa. Le pregunto sobre su visión acerca del feminismo. Le explico que, si tuviera una hija, no querría que se quitara la ropa para que los hombres la observaran, y que desnudarse no hace a las mujeres ningún favor, porque nos presenta como “objetos” que son juzgados y valorados sólo por su apariencia.

“Entiendo tu punto de vista, y si tuviera una hija probablemente tampoco la animara, pero si quisiera hacerlo, no la detendría”, responde Lucy. “Pero también es mi decisión el hacer esto, y eso me confiere mucho poder como mujer. Puedo ganar entre 500 y 1.000 libras por un día de trabajo. Yo no era muy buena en la escuela, y habría tenido que trabajar semanas en un super para poder ganar ese dinero”.
Habla con gran convicción, y afirma categóricamente: “Lo veo simplemente como un trabajo. No aspiraría a ser alguien como Katie Price, que ha vendido y revelado cada detalle de su vida para ganar dinero. Sólo estoy haciendo lo mejor que puedo con lo que tengo. Las mujeres tienen que cuidarse de sí mismas, vivimos en una sociedad diferente hoy en día, ya no estamos en los ’50. Soy una chica independiente, ganando su propio dinero. Page 3 seguirá ahí tanto si lo hago como si no. Cualquiera puede ver porno en internet gratis, los famosos posan en ropa interior para las grandes marcas y se acepta: los tiempos están cambiando.”

Definitivamente, los tiempos están cambiando. La Encuesta sobre la Actitud de las Chicas del 2011 de la Guide Assosiation ofrece una alarmante información. El noventa por ciento de las adolescentes entrevistadas dijeron que la televisión y las revistas se centran demasiado en la apariencia de las mujeres en lugar de en los logros que alcanzan.
El setenta y dos por ciento están de acuerdo con que necesitamos más mujeres en el parlamento y en los negocios, y cuando se les preguntó “¿Qué mujer es el mejor modelo de conducta para tu edad?”, Cheryl Cole consiguió la posición más alta con un 44%. Parece que la determinación de la creadora de imperios y filántropa Oprah Winfrey (12%) y los logros de JK Rowling (1%), autora del best-seller más vendido de la historia, no impresionan mucho a las adolescentes británicas.

Cuando pregunté a mi hermana pequeña y sus amigas sobre lo que pensaban sobre los logros de Florence Nightingale, Emmeline Pankhurst o Mary Wollstonecraft, sus ojos me miraron interrogantes. […] “Sí, son mujeres increíbles, pero no sabemos mucho de ellas. Nunca hemos oído hablar de ellas, así que no van a ser nuestros modelos de conducta, ¿no?”

Obsesionados con las celebrities

Gran Bretaña está obsesionada con las celebrities, y los medios de comunicación están obsesionados con el sexo y el escándalo. Tristemente, el recientemente desaparecido News of the World era el “periódico” más vendido en Gran Bretaña los domingos.
Las chicas son bombardeadas con famosos dando consejos sobre cualquier cosa. Veamos ejemplos de la prensa de esta semana: “Cómo perder una libra en un mes”, “Cómo conquistar a tu jefe en el trabajo y a tu hombre en la cama”, “Cómo actuar como si en realidad no te interesase cuando en realidad quieres casarte y tener hijos con él y ser felices para siempre”.

“Existe una cultura fácil de la celebrity perpetuada en nuestra sociedad. Es totalmente explotadora, y presenta una visión distorsionada sobre la vida a nuestras futuras generaciones”.

No puedes pasear por la calle sin ver a las celebrities en las portadas de las revistas, vendiendo de todo, desde ropa interior, blanqueadores dentales, bronceado instantáneo, pestañas falsas, hasta pelucas. Y no olvidemos la fuerza transmisiva de los “reality shows”, en los que los productores están convencidos de que es una actitud responsable el mostrar a adolescentes de compras, conduciendo coches caros, saliendo de marcha y discutiendo: todo en un mismo día, por supuesto.
Pero no es la realidad; de verdad, no lo es. Preste atención a los adolescentes de la calle, esforzándose por conseguir un trabajo, estudiando y trabajando para costearse sus sueños mientras pasan los apuros que la vida nos hace afrontar: eso es lo representativo de la Gran Bretaña real.

Qué deprimente debe ser para futuras generaciones el observar las estupideces prefabricadas y banales, que les hacen sentir inadecuados frente a tales valores superficiales e irrelevantes. […]

Me pregunto qué tipo de responsabilidad moral y ética han estado eligiendo los productores televisivos a la hora de elegir a quién y qué mostrar a su joven e impresionable audiencia. […]
La doctora Helen Wright, presidenta de la Girls Schools Association, ha expresado su preocupación acerca de una sociedad británica “obsesionada con la apariencia por encima de la sustancia”. Hablando con Al Jazeera, la Dra Wright, que es también directora de un colegio femenino, dijo: “Existe una cultura fácil de la celebrity perpetuada en nuestra sociedad. Es totalmente explotadora, y presenta una visión distorsionada sobre la vida a nuestras futuras generaciones”.

La Dra Wright, que tiene tres hijos pequeños, cree que debería existir un órgano con responsabilidad sobre aquello sobre lo que la sociedad británica se sostiene, mientras se sigan recompensando estas aspiraciones y estilos de vida deformes. “Estamos traicionando a nuestras jóvenes dándole glamour y aceptando los fáciles logros de las celebrities, algo que puede llegar a ser muy atractivo para adolescentes y niños que buscan una dirección en la vida” dijo. Animó a las chicas a tener el valor de “ser ellas mismas” y no conformarse con aspiraciones “explotadoras y amorales” que no resultarán en un futuro enriquecedor o con significado.

¿Dónde están las mujeres?

[…]
¿Dónde están los modelos de conducta femeninos en nuestro gobierno? Está claro que hay una ausencia evidente de mujeres en Westminster. Investigaciones del LSE mostraron que el gabinete británico está a la cola de muchos países europeos, con sólo un 20% de mujeres. […] Si se compara el gabinete británico con el de países como Francia (33%), Alemania (37%) o España (53%), no es difícil preguntarse si esta presencia raquítica de mujeres en política sirva de poca referencia a las jóvenes.

Los padres deben tomar partido y darse cuenta de que la venta de kits de maquillaje para que niñas de dos años estén “más guapas” no es aceptable.

 Citando otro entorno saturado de hombres, ¿dónde estaban las mujeres en la lista de la BBC para las Personalidades Deportivas del Año? ¿No se echan en falta nombres como Beth Twaddle, Jessica Ennis o Rebecca Adlington?
Este es otro ejemplo de la pobre representación de la mujer en la sociedad y el mass media, un asunto que pone a Emma Moore, fundadora de Pinkstinks, de muy mal humor. Pinkstinks se estableció en 2008 para hacer campaña en contra de los estereotipados modelos de conducta para las jóvenes, y se esfuerza en promover modelos de conducta femeninos “reales”, que alcancen logros “reales”.

 Hablando con Al Jazeera, Moore dijo que la falta de modelos de conducta femeninos consistentes inspiraron a ella y su hermana a dejar de hablar de ello y hacer algo al respecto. “La cultura británica se ha pornificado totalmente. Los hombres piensan que es normal, y esperan que las mujeres no tengan ningún pelo en el cuerpo y, dios mío, si los tiene, deberá ser una lesbiana peluda. La sociedad piensa que es positivo para la mujer el asistir a clases de striptease los sábados por la mañana, animándolas a sacar el máximo de su femineidad: ¿qué tipo de mensaje irresponsable está enviando esto a nuestras jóvenes? ¿Que tienes que conformarte con lo que la industria del sexo quiere, para poder ser aceptada como una mujer?”
 Moore, que tiene dos hijas de 5 y 9 años, dice que tenemos una situación preocupante en el Reino Unido, donde la gente es aplaudida por el mero hecho de ser famosa, haciendo creer a las jóvenes que ése es el tipo de mujer al que deberían aspirar.
“Nosotras lo llamamos rosificación (pinkification, en inglés), explica. “Se enseña a las chicas, literalmente desde que nacen, que tu apariencia es lo más importante en la vida. Debes estar siempre perfecta y femenina para ser una WAG (del inglés Wife And Girlfriend, o Esposa y Novia, término asociado a mujeres que pasan su tiempo yendo de compras y gastando dinero).” Moore lanza una pregunta: “¿Cuántas científicas increíbles podrían nombrar nuestras jóvenes?” como ejemplo. ¿Son sus logros aplaudidos en la sociedad moderna?
Tristemente, no lo son. Apunta: “Mira a Disney, por ejemplo. Debería asumir responsabilidades por cebarnos con una dieta enfermiza de princesas de rosa centelleante. Los padres deben tomar partido y darse cuenta de que la venta de kits de maquillaje para que niñas de dos años estén “más guapas” no es aceptable. Hasta que no boicoteemos esto, el modelo de conducta femenino seguirá siendo todo aquello que está mal en nuestra sociedad británica”.

Pregunto a Moore acerca de los modelos de conducta de sus hijas. Me contesta que su hija de 5 años es aún un poco joven para apreciar un buen modelo de conducta femenino, pero pregunta directamente a su hija de 9. La niña lo piensa bien y elige “Mamá”, pero después de decirle que eso es estupendo pero que no cuenta, finalmente elige a Rebecca Adlington “porque hace natación y quiere ir a las Olimpiadas”. Se esfuerza en pensar en alguien más como modelo de conducta femenino moderno al que aspirar, lo cual es una verdadera pena, pero sin duda, lo dice todo.



Siobhan Courtney es una periodista freelance y escritora británica.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Educación Social, Traducciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s