La escuela en peligro

Título dramático, ya lo sé. Pero ni siquiera eso creo que nos haga despertar. Lo que está ocurriendo ahora mismo con la educación pública en España (y en muchos otros países, como podréis ver más abajo) es alarmante. Y será recordado en los libros de historia venideros.Las características de la escuela de hoy van pareciéndose cada vez más a las de las escuelas del s.XIX y principios del XX:
– Abarrotadas.
– Sin atención a la diversidad ni a las necesidades educativas especiales.

– Profesionales con escasa preparación (las escuelas concertadas aumentarán cada vez más, destinando nuestros impuestos a remunerar a docentes sin oposición, sin obligación de formación específica, sin conocimientos pedagógicos).
– Más preocupadas por las cifras (aprobados en selectividad, notas medias) que puedan “certificar” el prestigio de la institución que por la calidad de la enseñanza.
– Más enfocada a los alumnos predominantes, de nivel socio-económico medio/alto, de la cultura mayoritaria, del idioma mayoritario. Consecuencias: enseñan a nuestros hijos cuáles son los valores culturales “que sirven”, los que son valorados socialmente, y enseñan a los niños que no entran en el cuadro que deben adaptarse a dicha cultura y olvidarse de la propia. Consecuencias: dan facilidades a los niños/as que ya tienen facilidades, mientras que lo ponen más difícil a los que ya lo tienen difícil.

Podría seguir enumerando inconvenientes, pero este post sería interminable. En definitiva, están convirtiendo la educación en un PRODUCTO, haciéndonos pensar que se trata de un privilegio, cuando es un DERECHO inalienable de todo ser humano. Según la Declaración de Derechos Humanos, es el segundo derecho más importante después del derecho a la vida, porque es un derecho posibilitador de los demás derechos (educación para la higiene, educación para la salud, educación para la ciudadanía responsable, educación para la paz…). Si no conoces tus derechos y tus deberes, no puedes ejercerlos.

Poca gente sabe que el Banco Mundial nació como institución que pudiera apoyar económicamente, mediante créditos, a los países emergentes a desarrollarse (modelo que, más adelante, se demostró erróneo, al acabar dichos países endeudados hasta las cejas y sin poder llevar a cabo dicho desarrollo). Pero lo que menos gente aún conoce, es que el Banco Mundial, a lo largo de los años ’80, cambió su estrategia tras darse cuenta de que su primer objetivo no era tan importante como el hecho de dominar las políticas educativas y controlar la expansión del conocimiento (auténtico valor del s.XXI).
Para ello, se convirtió en un Banco de Conocimiento (1996), y se dedicó a impulsar la revolución del saber en los países en desarrollo, supuestamente para impulsar el desarrollo económico a través de la formación de la población. Sin embargo, lo que en realidad pretende (y consigue) es forjar alianzas con los gobiernos en materia de reformas normativas, inversiones, etc. Tanto el Banco Mundial como la OMC (Organización Mundial de Consumo) están introduciendo la política de comercializar los servicios, incluyendo tanto la educación como la salud, pretendiendo que sólo así su calidad se verá mejorada.
Este modelo sólo puede producir más desajustes en la sociedad. La educación no es un objeto de consumo!

Y si no hacemos nada para evitarlo, ésta será la escuela que disfrutarán vuestros/as hijos/as, sobrinos/as, nietos/as en no más de 10 años:

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos, Educación Social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s