Archivo de la etiqueta: inmigración

Escúchame

Contra la trata de personas. Cortometraje dirigido por Mabel Lozano e interpretado por Svetlana Demidovich, la misma chica rusa de 18 años que protagonizó la historia en la vida real. El corto analiza la relación existente entre la demanda del servicio y el tráfico de personas, otorgando su parte de responsabilidad al cliente.

 

Escúchame / Listen to me

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Documentales

Lover Boys

Lover Boys – Witness – Al Jazeera English.

 

Esta es la historia de Ibrahim, un holandés-marroquí luchando contra el tabú de la explotación sexual en su país.

Me involucré en la Lover Boysbatalla contra el tráfico humano – y particularmente contra los jóvenes proxenetas llamados “Lover Boys“- en 2003.

Es un término demasiado agradable para poder transmitir el horror de sus acciones: comprar regalos y ropa cara a chicas para, poco a poco, controlar sus vidas y finalmente forzarlas a prostituirse.

En Holanda, muchos Lover Boys – y algunas de sus víctimas- son de origen marroquí. Fue la conexión al país de mis propias raíces lo que me inspiró para recabar más información sobre ellos y sus prácticas.

Los Lover Boys suelen seducir a las chicas con regalos y promesas de dinero fácil. Pero cuando esas chicas son de su propia comunidad, también usan la cultura de esa comunidad para sus propios fines. Una vez que una chica de dicha comunidad pierde su virginidad con un Lover Boy, ésta no tendrá muchas más opciones que quedarse con él, ya que no es probable que los demás hombres de su comunidad quieran casarse con ella.

Sabíamos que atrapar a estos chicos no sólo sería una tarea para la policía, sino que requeriría adquirir ventaja con respecto a ellos: usar las fuerzas dentro se su comunidad para prevenir y utilizar el poder del Islam y nuestros imanes, los cuales disfrutan de una importante posición estratégica en la comunidad marroquí.

Muchos de los chicos jóvenes dentro de esta modalidad de crimen no tienen miedo de un juez, de la policía o del sistema judicial, pero son sensibles a los estándares de honor dentro de su propia comunidad, y escucharán a los imanes. Después de todo, son musulmanes.

“Usan promesas de amor, romance e incluso matrimonio para ganarse la confianza de las jóvenes, que después son engañadas para trabajar como prostitutas… Pero el hecho de que el proxenetismo sea legal en Holanda hace que sea muy fácil para ellos trabajar sin llamar la atención.”

 

Planeamos enfrentarnos a ellos a través de métodos directos e indirectos, teniendo la propaganda contra el proxenetismo como objetivo principal. Nuestra finalidad era conseguir que los proxenetas sufrieran el desprestigio, convertirlos en el hazmerreír de su comunidad y crear un ambiente en el que, si eres un proxeneta, eres considerado el mayor perdedor: un hombre sin honor y el más abyecto de los criminales.

Inicialmente, dos imanes (Abu Bakr el Fadil y Ahmed el-Ouazzani) empezaron el proceso de recogida de información y empezaron a servirse de la plegaria del viernes para lanzar una campaña acerca de la criminalidad juvenil, especialmente centrada en el problema de la prostitución forzada y el proxenetismo entre la juventud marroquí.

Después de un tiempo creé una red de imanes, incluyendo a imanes muy conocidos como Sheikh Shershaby, Sheikh Jneid Fawaz y Sheikh al-Bakkali, que llevaron la batalla contra los Lover Boys a nivel nacional.

También empezamos una campaña informativa para alertar a las jóvenes sobre las prácticas de los Lover Boys, y trabajamos para informar a sus padres acerca de las prácticas de nuestros jóvenes.

También visité varios juzgados a lo largo de Holanda y presencié casos de Lover Boys en Utrecht, Den Bosch, Rotterdam, Arnhem y La Haya. Asistí a juicios de jóvenes que traficaban con personas. Desafortunadamente, muchos de ellos no recibieron castigo alguno, debido a la falta de pruebas o porque sus víctimas retiraban las denuncias. Muchas veces, las víctimas que pude ver en los juicios eran jóvenes holandesas, mientras que muchos de los sospechosos provenían de comunidades inmigrantes (de orígenes turcos, marroquíes, surinameses o antillanos).

Durante ese tiempo, colaboré con Frank Bovenkerk, un profesor de Utrecht que había escrito un libro sobre este asunto. Él me confirmó el mismo perfil: víctimas generalmente holandesas y sospechosos de diferente origen inmigrante. Comenzamos a discutir este asunto con los partidos políticos, y contactamos con el ministro de justicia para saber cómo podríamos ayudarnos los unos a los otros.

Mantuve mi atención en los jóvenes, pero también trabajé con los padres y madres de las jóvenes, que muy a menudo no sabían que sus hijas eran víctimas de un Lover Boy.

Como resultado de nuestros esfuerzos, hemos reducido con éxito el número de hombres marroquíes involucrados en el proxenetismo. Pero recientemente he podido observar la aparición de un nuevo fenómeno: las Lover Girls. Estas chicas suelen trabajar para los Lover Boys, aunque a veces operan solas, convirtiéndose en amigas de la víctima para después arrastrarlas a la prostitución. Ahora, ellas también se han convertido en el objetivo de nuestras campañas informativas.

Ahora que nuestra comunidad se ha percatado de la existencia de los Lover Boys, sus prácticas se han convertido en un tema candente en mezquitas y colegios.

Hemos tenido que enfrentarnos a aquellos grupos y partidos políticos que han pretendido usar el hecho de que jóvenes marroquíes hayan estado involucrados en este tipo de delitos para volver a la población en contra de la comunidad musulmana al completo. Pero la solución radica en educar a la gente joven en nuestra comunidad. Si cuentan con buenos modelos de conducta (buenos hermanos y hermanas), las buenas escuelas y los buenos barrios vendrán después.

El Islam nos enseña a ser buenos padres y modelos de conducta, a obedecer la ley y dar lo mejor de nosotros mismos. Si podemos derrotar a las amenazas de nuestra comunidad y el crimen dentro de ella, entonces podemos vivir en armonía dentro de la sociedad holandesa.

Artículo de Ibrahim Wijbenga, Al Jazeera.

Deja un comentario

Archivado bajo Traducciones

“Seguiremos atendiendo a sin papeles”

Sanidad e inmigración

[artículo tomado del Heraldo de Aragón, 08/05/2012]

A partir del 31 de agosto, los extranjeros en situación irregular se quedarán sin tarjeta sanitaria y sin atención médica (salvo embarazadas, menores y urgencias), según el Real Decreto aprobado por el Gobierno para ahorrar en Sanidad. Sin embargo, numerosos médicos ya han advertido que se trata de una medida injusta, que no conseguirá un gran ahorro económico y sí muchos perjuicios sociales.

“El decreto, que aún tiene que desarrollarse, nos pone en una situación muy difícil a los médicos. Como médicos tenemos la obligación por el código ético de tratar a todos los pacientes que lleguen a la consulta”, asegura Ángel Jimeno, secretario del Colegio de Médicos de Zaragoza.

“Hay muchas incógnitas sobre cómo va a ser el día a día. La medida puede traer problemas, como la masificación de los servicios de Urgencias de los centros de salud y los hospitales. Además, puede suponer un problema de salud pública, por ejemplo en casos de tuberculosis o sida. A la larga, requerirán ingresos hospitalarios y tratamientos más costosos”, subraya Ángel Jimeno. La junta directiva del Colegio de Médicos de Zaragoza aún no ha debatido oficialmente el tema.

Es una barbaridad, tanto a nivel de gestión como de derechos humanos. Se estigmatiza al colectivo de extranjeros en situación irregular, se engaña a la sociedad con argumentos falsos y, además, no va a suponer un ahorro económico. Han mezclado el turismo sanitario, sobre todo mayores que vienen a operarse de países de la Unión Europea, con la atención a los extranjeros en situación irregular que están viviendo aquí. No tiene nada que ver”, afirma Luis Andrés Gimeno Feliu, médico de familia en el centro de salud de San Pablo y profesor de la Universidad de Zaragoza.

Falta de atención a las patologías crónicas

“Al dejar fuera de la atención normalizada a los inmigrantes ‘irregulares’ se produce una situación de falta de atención en patologías crónicas, que son minoritarias en este colectivo, pero ocasionarán una grave situación de indefensión a los inmigrantes que les toque ser diabéticos, hipertensos...”, subraya este médico, miembro de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria e investigador en su grupo de Inmigración y Salud.

El centro de San Pablo es uno de los que atiende a más población extranjera de Zaragoza. Cerca del 25% de la población del barrio es extranjera, aunque estos van menos al médico que los españoles. Los pacientes extranjeros representan entre el 10% y el 15% del total, según explica Gimeno. “Seguiremos atendiendo a los inmigrantes sin papeles, pero se va a complicar mucho su acceso a pruebas y a fármacos”, apunta este médico.

Unas 15.000 personas

No hay una estadística oficial de extranjeros en situación irregular. Varios colectivos calculan que en Aragón pueden vivir más de 15.000 inmigrantes sin papeles. Se trata de personas que han venido sin permiso de residencia y trabajo o que estando aquí no han podido renovar su documentación. En septiembre se verá qué ocurre con la atención a este amplio colectivo. El Gobierno vasco, por ejemplo, ya ha anunciado públicamente que seguirá prestando atención sanitaria a los extranjeros sin papeles.

“Hay que recordar que los inmigrantes usan mucho menos el sistema sanitario que los autóctonos, demostrado con múltiples estudios científicos”, subraya Luis Andrés Gimeno. Por ejemplo, en el 31º Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, celebrado el año pasado en Zaragoza, se destacó que los inmigrantes van menos al médico y consumen menos medicamentos que los españoles.

“Nuestro Sistema Nacional de Salud tiene varias ineficiencias, como el gasto hospitalario desproporcionado en ocasiones, el exceso de medicalización, la realización de determinadas actividades preventivas de baja utilidad y alto coste… En estos casos podrían realizarse actuaciones que permitiesen importante ahorros”, señala Luis Andrés Gimeno.

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias

Si ves una redada, mira para otro lado

Reproduzco a continuación un artículo recientemente publicado en un blog del diario Público. Después de la emisión de un informe de la ONU que, tras examinar la política migratoria española, insta al Gobierno a «tomar medidas efectivas para erradicar la práctica de controles de identificación basados en perfiles étnicos y raciales». Me hierve la sangre saber que los policías reciben órdenes (algo que no admite el Ministerio de Interior, cobardes hipócritas) de BUSCAR a los inmigrantes indocumentados en locutorios, centros de ayuda al inmigrante, comedores sociales… y de detenerlos como si fueran criminales, indiscriminadamente, basándose en la mera apariencia física. Y lo peor es que acaben en un CIE, hacinados, sin una perspectiva clara de cuándo van a salir de allí ni de por qué están allí. Son detenciones ILEGALES! BASTA YA!!!

“Constituye infracción grave la provocación de reacciones en el público que alteren o puedan alterar la seguridad ciudadana.” -Artículo 23.h de la Ley sobre Protección de la Seguridad Ciudadana-.

Si van por la calle y ven a unos policías pidiendo los papeles a todo el que tenga pinta de extranjero –de extranjero pobre, claro-, sacándolos incluso de bares, locutorios y transportes públicos, no sean mal pensados: no es una redada indiscriminada basada en criterios racistas, qué va, esas cosas no pasan aquí.

Vale que son muchos los que dicen que sí, que hay redadas, y frecuentes: el Comité de la ONU contra la discriminación racial, que la semana pasada nos sacó los colores; asociaciones de inmigrantes y colectivos sociales; Cáritas, que asegura que suceden incluso en sus centros; abogados, juristas y hasta el Sindicato Unificado de Policía, cuyo responsable criticó en el Congreso las órdenes que reciben.

No sólo ellos: cada vez más ciudadanos son testigos de estas redadas, pues basta pasear por cualquier barrio con población inmigrante, o quedarse un rato en una plaza concurrida, y no tardan en aparecer los coches policiales. Pero Interior insiste en negarlo, así que estén tranquilos si lo ven: no es lo que parece.

Si pese a todo, ustedes lo ven y piensan que sí, que sí es lo que parece, agachen la cabeza y sigan su camino. Ni se les ocurra mirar, y mucho menos preguntar, no sea que les caiga una multa como ya han sufrido varios ciudadanos a los que perdió la curiosidad. Y ni locos hagan fotos, o les pasará como al fotógrafo Edu León, que lleva meses entrando y saliendo de comisarías y juzgados.

¿Todavía no se han convencido? ¿No les sale lo de hacer la vista gorda? Ya veo, ustedes son capaces de avisar, o incluso unirse, a las Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos que han surgido en varios barrios, donde vecinos organizados se visten chalecos naranjas y defienden los derechos de los inmigrantes.

Estos voluntarios, que no miran para otro lado ni pasan de largo, están sufriendo denuncias y multas por “provocar reacciones en el público que alteren la seguridad ciudadana”. Uno pensaría que es al revés, que son las redadas las que alteran la seguridad en las calles, pero se ve que no.

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos

Desmontando mitos: inmigrantes y ayudas estatales

Los españoles están convencidos de que los extranjeros reciben muchas más ayudas

El caldo de cultivo para que se produzcan estallidos sociales a cuenta de la inmigración crece día a día en España. La evolución de los indicadores del Centro de Investigaciones Sociológicas refleja un rechazo creciente a la presencia de extranjeros en el Estado español y a las consecuencias que ello supone. Las propias percepciones ciudadanas sobre el fenómeno muestran una distorsión tan elocuente como inquietante.

Por ejemplo, los españoles están convencidos de que los inmigrantes constituyen el grupo que más ayudas recibe del Estado, incluso por delante de las personas mayores que viven solas. Y en lo relativo a la percepción sobre el número de extranjeros en España, las sensaciones se encuentran también muy alejadas de la realidad. Aunque sólo una de cada diez personas que viven en España ha nacido fuera del país, los españoles multiplican por dos esa proporción. Y a partir de ahí, únicamente el 17% de los ciudadanos (tres puntos menos que en el 2008) cree que el número de inmigrantes es aceptable, mientras que más del 70% piensa que las leyes sobre extranjería son demasiado o más bien “tolerantes”.

El auge de los juicios negativos sobre la inmigración se extiende incluso a la contribución de los trabajadores extranjeros a la economía del país. Según el último sondeo difundido por el CIS sobre “actitudes hacia la inmigración”, casi el 60% de los españoles (siete puntos más que en el 2008) se muestra convencido de que los inmigrantes reciben del Estado más de lo que aportan. Y únicamente el 20% piensa que reciben tanto como aportan.

Se trata de juicios muy severos, ya que la realidad estadística estaría más cerca de lo que opina sólo el 8% de los ciudadanos: los extranjeros reciben del Estado menos de lo que aportan (concretamente, hasta 5.000 millones de euros menos, según un estudio de la Oficina Económica del Gobierno realizado en la anterior legislatura). De hecho, los prejuicios al respecto llegan al extremo de ocasionar percepciones contradictorias. Así, casi el 80% de los ciudadanos admite que los inmigrantes desempeñan trabajos que los españoles rechazan. Sin embargo, a renglón seguido casi el 60% asegura que los extranjeros quitan puestos de trabajo a los españoles.

Las opiniones más críticas se concretan, no obstante, en un ámbito –el de las prestaciones y los servicios sociales– donde la inmigración compite directamente con la población autóctona y, por lo tanto, los efectos de su presencia son más tangibles y se convierten en objeto de polémica. De ahí que crezcan gradualmente, hasta convertirse en mayoritarias, opiniones como que los inmigrantes reducen la calidad de la sanidad (o “abusan” de ella) y empeoran la educación allí donde su presencia es muy nutrida (además de “recibir más ayuda escolar”). Como consecuencia de ello, ha aumentado también la cifra (hasta rozar el 60%) de partidarios de que los españoles tengan preferencia en la educación pública.

[La realidad nos muestra que los alumnos inmigrantes tienen derecho a los Servicios Escolares en las mismas condiciones que los demás alumnos, y que los servicios de subvenciones escolares van dirigidos a los menores provenientes de familias con escasos recursos económicos, independientemente de su condición de inmigrantes o nacionales. Con respecto a la calidad de la educación, es preciso mencionar que la mayoría de países europeos (Finlandia, Reino Unido, Francia, Países Bajos, Bélgica) trabajan el mismo modelo de integración del inmigrante en las aulas ordinarias, también ofreciendo un apoyo extraordinario transitorio fuera de éstas. Quizás la diferencia de resultados se deba a la escasez de recursos (profesores auxiliares en aulas con gran número de alumnos con diferentes necesidades, materiales y espacios adecuados, formación específica…) a la que los profesores españoles se enfrentan.]

En términos generales, una cifra resume mejor que nada la evolución crítica con la inmigración: hasta el 2008, casi la mitad de los españoles consideraban positiva para España la presencia de extranjeros. En cambio, un año después, esa cifra había caído al 41%, mientras que más del 35% veían ya más perjuicios que ventajas en la presencia de inmigrantes. En realidad, sólo un 13% de los españoles señala entre los aspectos positivos de la inmigración su impacto sobre la economía o sobre el sistema de pensiones.

Ahora bien, es en el plano de la convivencia y la integración donde se alimentan en mayor medida los recelos hacia los inmigrantes. Por ejemplo, un 30% de los españoles asocia la inmigración con el aumento de la inseguridad, y otro 13%, con el choque cultural. Es más: el 60% de los ciudadanos subraya la necesidad de que los extranjeros adapten sus costumbres a la sociedad en la que viven. Y en la lista de requisitos que harían recomendable la presencia de un inmigrante en España, el más importante –y a gran distancia de los demás– sería su disposición “a adoptar el modo de vida” del país. En cambio, que sea cristiano o blanco merece una valoración bajísima. Y buena prueba de que el punto de fricción se encuentra en los conflictos culturales es que el rechazo al uso del velo islámico ha crecido casi diez puntos en sólo un año.

En cambio, las posiciones de principio apenas han variado en la sociedad española: casi el 80% sigue creyendo que los inmigrantes han de poder traer a sus familias; casi el 90% continúa pensando que tienen derecho a cobrar el seguro de desempleo, y más del 60% considera que han de poder votar en las municipales o acceder a la nacionalidad española.

2 comentarios

Archivado bajo Artículos

Las inmigrantes indocumentadas que denuncien maltrato podrán permanecer en España

http://www.webislam.com/flash/mediaplayer.swf?file=http://video.webislam.com/files/2008/11/Inmigrantes-maltratadas.flv
WebIslam
Informe Semanal. Reportaje dedicado a las mujeres inmigrantes maltratadas en España (12min).

Esperamos impacientes las novedades de la nueva Ley de Extranjería. Mientras tanto, os dejo esta noticia…

Las mujeres inmigrantes irregulares que denuncien maltrato tendrán una protección especial.Ni siquiera se les abrirá un expediente de expulsión y, si ya lo tuvieran, se suspenderá. Esta medida se adoptará a la espera bien de una resolución judicial (como una sentencia o un auto de medidas de protección) o bien de un informe del Ministerio Fiscal que determine indicios de violencia de género. Además, este amparo especial también se extenderá a los hijos menores de las maltratadas. Esta es una de las principales novedades que incluye el borrador del nuevo reglamento que desarrolla la Ley de Extranjería, aprobada en diciembre de 2009. El reglamento en vigor no contempla ninguna protección especial para estas mujeres.

El texto también da mayor protección a las personas que retornen voluntariamente a sus países, y revisa la situación de los menores no acompañados para que sean tratados con las máximas garantías jurídicas y teniendo en cuenta su interés por encima de otras cuestiones. Éstos son los aspectos principales.

Maltratadas. A las mujeres maltratadas inmigrantes irregulares que hayan denunciado no se les abrirá un expediente de expulsión. Con esto, el reglamento las protege incluso más de lo que especifica la ley. Si tienen ya abierto un expediente de expulsión, se paralizará. Esta medida se tomará bien hasta que haya una resolución judicial (una sentencia o solo un auto de medidas de protección, no hará falta una sentencia condenatoria) o bien un informe del fiscal que determine la existencia de indicios de violencia de género. Se les dará además autorización provisional de residencia y de trabajo. Y la protección se extenderá también, con una autorización de residencia, a sus hijos menores que estén en España.

El reglamento actual no contempla excepción alguna para las mujeres maltratadas inmigrantes. El año pasado fallecieron a manos de sus parejas o ex parejas 73 mujeres en España, de las cuales el 31% eran inmigrantes no comunitarias. En los años anteriores, la media de muertas por violencia de género extranjeras rondaba también el 30%. De las mujeres que presentan denuncia por maltrato, se calcula que el 25% son inmigrantes.

Parados. Los inmigrantes que se queden en paro después de haber estado en activo no tendrán que abandonar el país, se les renovará la autorización de residencia si su pareja de hecho está en situación regular y acreditan entre ambos medios suficientes para mantenerse. En el anterior reglamento esta situación solo se contemplaba para los matrimonios. Entre los inmigrantes latinoamericanos, por ejemplo, abundan las parejas de hecho. En algunos de estos países, tradicionalmente casi la mitad de las parejas son de este tipo y no matrimonios.

Contratación en origen. El actual “contingente” (conocido erróneamente como “cupo”) del reglamento en vigor pasa a llamarse “gestión colectiva de contratación en origen”. No es un cupo, como ocurre en otros países: las plazas se ofertan según la demanda que comuniquen las empresas u organismos españoles. El objetivo es clarificar este mecanismo de cara a las necesidades del futuro. Este año, el contingente consta solo de 14 plazas, todas del sector sanitario (son sobre todo de médicos, enfermeras y terapeutas para el sector privado). En 2010 rondaron las 30. Es casi simbólico, pero se pretende mantenerlo vivo por su importancia política y su utilidad para sectores que precisan trabajadores con formación o experiencia específica, cuya demanda no se cubre con los que existen en España.

Deja un comentario

Archivado bajo Educación Social, Noticias

La Asociación Española para el Derecho Internacional de los Derechos Humanos pide a las NU la abolición de los C.I.E.


La AEDIDH presenta ante las Naciones Unidas un dictamen en el que pide la abolición de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) por considerarlos ilegales.
En un dictamen presentado ante el Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial (CEDR), la AEDIDH (Asociación Española para el Derecho Internacional de los Derechos Humanos) revela que en 2009 sufrieron privación de libertad en los nueve Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) existentes en España y hasta por 60 días, un total de 16.590 personas extranjeras, de las cuales 8.935 fueron expulsadas del país.

La Ley española obliga al internamiento preventivo y sistemático de toda persona extranjera en situación administrativa irregular, a pesar de que no haya cometido ningún delito, a los efectos de asegurar su expulsión.
Puesto que en la mitad de los casos no se ha procedido a la expulsión, la detención administrativa ha sido violatoria del derecho a la libertad y a la seguridad personales que proclaman tanto la Constitución Española como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Además, al ser una medida desproporcionada en relación a su objetivo de regular las migraciones, resulta discriminatoria y por ende contraria al Art. 5 de la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial (CIEDR).

La AEDIDH también denuncia las condiciones inhumanas de internamiento que sufren todas las personas extranjeras afectadas, así como frecuentes abusos y malos tratos que son violatorios del derecho a la integridad física y moral y del derecho a un recurso efectivo de las personas extranjeras internadas en los CIE. Por lo que sufren una discriminación múltiple que es incompatible con los Arts. 5 y 6 de la CIEDR.

El dictamen concluye que los CIE deben ser sustituidos por medidas alternativas que ya existen en otros países, como la obligación de permanecer en un centro abierto. También insiste en que España debe ratificar urgentemente la Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares.
El CEDR examinará en Ginebra los días 23 y 24 de febrero de 2011 el informe de España sobre la aplicación de la CIEDR en el ámbito nacional.
Se adjunta el texto completo del dictamen, cuya difusión se agradece, también disponible en el siguiente enlace de Naciones Unidas (Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos): http://www2.ohchr.org/english/bodies/cerd/cerds78.htm

Deja un comentario

Archivado bajo Educación Social, Noticias

Día internacional contra la ablación femenina


Aunque no me convencen mucho los “Días Mundiales de/contra…”, reconozco que nos hacen reflexionar sobre realidades ajenas a nuestro día a día, pero que debemos conocer e intentar cambiar.
En el mundo, 130 millones de mujeres tienen sus genitales mutilados. Y no sólo en África, como solemos pensar. También en países como La India (aprox. un 20% de la población femenina), Indonesia, Malasia, Brasil, Colombia o Australia. En España, se calcula que unas 5.000 niñas corren el riesgo de sufrir esta práctica.
¿Su origen? Se piensa que comenzó hace unos 4.000 años en Egipto, extendiéndose más tarde por África Central. Pero también a otras culturas se les ocurrió esta brillante idea: hasta mediados del s. XIX, se practicaba la extirpación del clítoris en Europa, dentro de contextos médicos, como remedio a males como la epilepsia, la histeria o la ninfomanía…
¿Motivos religiosos? Probablemente será un argumento que oigamos frecuentemente en los medios de comunicación, pero olvidémonos de esto. Es una costumbre previa a las religiones monoteístas, y no se menciona en la Torá, Biblia o Corán. La practican los cristianos koptos de Egipto, y los judíos etíopes; no la practican países tan musulmanes como Arabia Saudí, Irak, Marruecos.
¿Por qué sigue practicándose? Por motivos fisiológicos (aumentar el placer del marido durante el coito; mitigar el deseo sexual de la mujer y asegurar su fidelidad; demostrar la virginidad de la novia), por motivos religiosos o mitológicos (en el clítoris vive un espíritu maligno, según los bambara de Mali…), o por motivos socioculturales (se asocia con la entrada en la edad adulta; por presión de la comunidad y miedo a la exclusión social…)
¿Soluciones? La educación. La mediación si nos encontramos en contextos interculturales; encontrar entre todas las partes implicadas una alternativa, otro tipo de rito que marque el paso de las niñas a la edad adulta, siempre desde una perspectiva de respeto a los Derechos Humanos. Se está consiguiendo. Se puede.

Os recomiendo, para conocer la experiencia personal de las mujeres que la han sufrido, la increíble historia de la modelo Waris Dirie, hasta hace poco Embajadora Especial de la ONU contra la mutilación genital femenina. Fue la primera mujer que habló públicamente de esta barbarie.

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos, Documentales, Educación Social

Inmigrantes y alimentación


Hoy en día, casi todos sabemos qué alimentos son beneficiosos o perjudiciales para nuestra salud, y muchos de nosotros intentamos llevar una dieta equilibrada.
Sin embargo, resulta difícil mantener una alimentación sana si, a la hora de hacer la compra, no conoces la mayoría de los productos a la venta -su composición, sus valores nutricionales, el modo de cocinarlos-, o no puedes permitírtelos. Esto es lo que está ocurriendo con parte de la población inmigrante en nuestro país.
Ya en 2009, la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) publicó una guía para mejorar los hábitos de alimentación de los inmigrantes, después de notar un alto índice de obesidad entre esta población.
La aparición de esta obesidad puede deberse a varios factores. En primer lugar, los productos de sus países son más caros y más difíciles de encontrar. Y si se descarta la opción de seguir cocinando lo que siempre se ha cocinado, ¿cuál es la alternativa? Es necesario conocer la lengua del país de destino para poder leer la información del producto en las etiquetas, y aún así, no suele ser suficiente para llegar a saber de qué modo podría utilizarse dicho producto.
Por otra parte, los problemas económicos pueden afectar gravemente al estilo alimenticio de una persona o una familia. Muchos de los alumnos que asisten a nuestras clases de español, sin ir más lejos, comentan lo cansados que están de comer arroz diariamente. Arroz con verduras, arroz con pollo, y pocas más alternativas.
Por último, no podemos olvidar que ciertos productos que se venden en España -por ejemplo, los zumos azucarados- son mucho más asequibles aquí que en sus países de origen, donde se consumían muy de vez en cuando. Un abuso de este tipo de bebidas bien podría generar sobrepeso en niños y adultos.
Esta guía ofrece consejos de seguridad alimentaria (fechas de caducidad, etc.), tablas de alimentos incluyendo información sobre sus calorías, cantidades recomendadas, y recetas para cocinarlos.
Esperemos que esta guía, junto con la labor de incontables ONGs e instituciones, consiga modificar malos hábitos y ayude a adaptar las recetas “de siempre” al nuevo entorno, quizás creando una nueva cocina “criolla” para chuparse los dedos.

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos, Educación Social