Archivo de la etiqueta: consumo

Banca Limpia

Hoy, en mi programa de radio favorito (Carne Cruda, Radio 3) han tocado un tema que me interesa muchísimo: las implicaciones de la banca española e internacional en el sucio negocio de las armas.

Las asociaciones SETEM y Justicia i Pau han presentado sendos informes (Banca Limpia y Banca Armada) con datos muy contundentes. Tras años de investigación y recaudación de datos a partir de las Cámaras de Comercio y otras bases de datos de acceso público, las cifras que nos ofrecen hablan por sí solas.

La práctica totalidad de bancos y cajas españoles están invirtiendo y financiando, en mayor o menor medida, a empresas armamentísticas que venden sus productos a asesinos como Gadaffi o al-Asad, y que, en muchas ocasiones, alientan conflictos armados en zonas “calientes” del planeta.

El ranking del honor en España quedaría así:

1. BBVA
2. Banco Santander
3. Bankia
4. LiberBank: Cajastur, Caja Extremadura, Caja Cantabria, Caja Castilla La Mancha (CCM) y posee el 75% de Banco Castilla la Mancha
5. Banca Cívica

Pero la lista sigue. Para buscar tu banco o caja y saber en qué invierten tu dinero, de qué acciones te están haciendo cómplice, visita http://www.bancaarmada.org/ y http://www.bancalimpia.com/.

No es necesario que volvamos a esconder los ahorrillos debajo del colchón (si es que los tenemos); hay una alternativa que nos garantiza que nuestro dinero no será utilizado para estos fines: la banca ética.

Si quieres saber más sobre este tema, visita las páginas web que enlazo más arriba, o escucha el genial programa on line: Bancos de destrucción masiva

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos

Nuestros mares desiertos



No os creeríais en qué estado depresivo me ha dejado el documental The End of the Line – Salvemos el Mar.

Mi hermano es master en pesca y acuicultura, y recomendó a toda la familia que lo viéramos. Sin embargo, nos advirtió sobre los efectos que produciría en nuestras conciencias. El documental lleva casi un año en la casa familiar, y nadie lo había visto hasta hoy. Mis padres siguen posponiendo el momento de verlo, conscientes de que, una vez visto, deberán modificar sus hábitos de consumo radicalmente.

El documental aborda el problema que todos conocemos: el deplorable estado de nuestros mares y océanos. La desertificación es evidente, y los datos que facilitan los expertos, abrumadores.

No se trata únicamente del famoso atún rojo, ya casi imposible de recuperar, sino del bacalao, otras especies del atún, y miles de peces que consumimos en nuestro día a día.

¿Sabíais que las crecientes invasiones de medusas en nuestras playas se deben a la desaparición de sus depredadores naturales? ¿O que la compra de los derechos de pesca en países del África Occidental por parte de los países europeos es en gran parte responsable de la masiva inmigración de sus habitantes hacia el viejo continente?

Saber es poder. Una vez más, ejerzamos nuestro poder como consumidores, y seamos responsables con nuestro hogar, si no queremos que los océanos se queden vacíos para el año 2048. Preguntemos siempre por el origen del pescado que compramos; presionemos a nuestros gobiernos para que sigan el camino de la lógica y no de los intereses económicos; apoyemos las campañas de creación de areas protegidas, etc.

Aquí podéis verlo on-line con muy buena calidad. No dejéis de hacerlo, por favor.

Deja un comentario

Archivado bajo Documentales

Sequías

No soy capaz de ponerme en el lugar de uno de los cientos de miles de refugiados somalíes que en este momento mueren de hambre. No puedo imaginar la sensación del hambre desesperada. Supongo que ninguno de nosotr@s puede. Y supongo que por ello debemos sentirnos afortunados.

Pero creo que también debemos considerarnos, en gran medida, responsables. En primer lugar, porque somos seres humanos, y como tales, seres sociales. Las sociedades se ayudan, se defienden y se apoyan. Y a estas alturas de la Historia, debemos ser conscientes de que nuestra sociedad no es nuestro pueblo, provincia o país. Nuestra sociedad es el mundo, porque nosotros mismos lo hemos globalizado, y hemos provocado una interdependencia económica, social, AMBIENTAL… entre todas las zonas que conforman el planeta.

La deforestación en el continente africano, señala el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, es la causa de las crecientes sequías que sus poblaciones vienen sufriendo con cada vez más frecuencia. Tala de árboles para que la ganadería gane terreno. Tala de árboles para la venta de madera.
Insisto en el gran poder que tenemos como consumidores, más que como votantes. Compramos mesas de 5€ en Ikea, mesas de usar y tirar. Comemos carne a todas horas, carne de vacas que se tiran pedos y emiten metano (aún más dañino para la atmósfera que el carbono), que comen en prados que antes eran bosques.

Así que yo me siento, como habitante y consumidora del llamado “primer mundo”, culpable de las sequías, el efecto invernadero, la desertificación y la desaparición de los glaciares.

Ahora mismo, poco podemos hacer por remediar esto, más que aceptar nuestra responsabilidad y aportar un grano de arena a las organizaciones que luchan contra el hambre y que hacen el trabajo que nuestros gobiernos deberían estar haciendo.

  • Save the Children recoge donaciones para su fondo de emergencias y ha habilitado el número de cuenta 0049-1837-58-2910344142 (Banco Santander).
  • UNICEF dispone del número de cuenta 0182-2370-40-0208517159 (BBVA) y también se puede donar a través del teléfono 902 31 41 31 o enviar un sms con la palabra SOMALIA al 28028.
  • ACNUR, del 0049-0001-51-2710070009 (Banco Santander), 2100-2262-16-0200286870 (La Caixa), 0182-2325-09-0010001000 (BBVA) y 2038-1041-21-6000560098 (Caja Madrid). El teléfono de donaciones es el 902 218 218.
  • Farmamundi ha habilitado el 2100-4485-95-0200021721 (La Caixa).
  • Intermón Oxfam dispone de varias cuentas.
  • Cáritas también ha abierto varias cuentas, entre otras, 0049-1892-64-2110541080 (Banco Santander), y recoge donaciones en el teléfono 902 33 99 99.
  • La cuenta de Manos Unidas es 0075-0001-85-0606786759 (Banco Popular).
  • Las de Médicos Sin Fronteras son 2100-3063-99-2200110010 (La Caixa), 0182-6035-49-0000748708 (BBVA) y 0049-1806-95-2811869099 (Banco Santander).
  • En Entreculturas recogen donaciones en 0049-0496-82-2110200781 (Banco Santander), 0182-4000-61-0201687006 (BBVA) y 2100-1563-32-0200099693 (La Caixa).
  • más info sobre la situación en http://www.consumer.es/web/es/solidaridad/proyectos_y_campanas/2011/07/26/202132.php

Y después de esto, después de SABER, viene la parte más difícil: el no escapar de la verdad, no mirar para otro lado y ser consecuentes con lo que sentimos. Consumamos responsablemente. Es un trabajo diario, pero es nuestra obligación.

1 comentario

Archivado bajo Artículos

Coraje cívico

Estudiando los Derechos Humanos y los valores sobre los que se asientan, me encuentro con un concepto que me gusta -aunque no sabía que existiera como tal-.

Coraje Cívico: tenacidad en la fidelidad a las propias convicciones. Fortaleza necesaria para que exista coherencia entre lo que se piensa, lo que se dice y lo que se hace.

¿Qué me decís? ¿Conocéis a much@s ciudadan@s que puedan presumir de esta cualidad? Yo sí. Pero desgraciadamente son pocas.

3 comentarios

Archivado bajo Artículos, Educación Social

Ropa limpia


Reproduzco a continuación artículo de la web
http://ropalimpia.org/ en el que se denuncian las condiciones laborales de los trabajadores -camboyanos, en esta ocasión- que fabrican nuestra ropa low-cost, para marcas como Zara, H&M o GAP. Incluye link para enviar carta a las citadas compañías y meter algo de presión. ¿Qué son dos minutos?

Cientos de trabajadores de Camboya que producen ropa para Zara, H&M y Gap, despedidos por participar en una huelga por un salario digno

La Campaña Ropa Limpia exige a las marcas de ropa Zara, H&M y Gap que presionen a sus empresas proveedoras en Camboya. Estas grandes firmas de ropa tienen un enorme poder de influencia ya que son los clientes más importantes de las fábricas que despidieron a 318 personas trabajadoras por ejercer su derecho a la huelga.

La masiva protesta tuvo lugar el pasado mes de septiembre y sacó a la calle a más de 200.000 trabajadores y trabajadoras de cerca de 90 fábricas de Camboya. De esta forma, reclamaban aumentar el salario mínimo mensual a 93 dólares, un mínimo suficiente para cubrir sus necesidades básicas y las de sus familias. Tras tres días de huelga (desde el 13 hasta el 16 de septiembre), los sindicatos acordaron una negociación con el Ministerio camboyano de Asuntos Sociales. Pero cuando los/as huelguistas volvieron a sus puestos de trabajo se encontraron con despidos masivos y graves denuncias contra los líderes sindicales.

Casi cuatro meses después, las personas despedidas siguen sin trabajo y sin indemnización. Las empresas fabricantes hacen oídos sordos tanto a la orden judicial como a los mensajes del propio Gobierno de Camboya que exigen la readmisión.

¿Qué dice el Gobierno de Camboya?

Estas medidas contravienen la Constitución de Camboya y la legislación laboral. Además, violan los convenios de la Organización Internacional del Trabajo sobre libertad sindical y negociación colectiva. El Gobierno camboyano respondió instando a los empresarios a retirar los cargos judiciales y pidiéndoles que vuelvan a la mesa de negociación. Asimismo, declaró que no permitiría despidos.

¿Qué dicen los tribunales de Camboya?

A principios de octubre, los tribunales dictaron una sentencia en la que urgían a los empresarios a readmitir a las personas despedidas, así como a las suspendidas de empleo en un plazo de 48 horas. Los empresarios apelaron la sentencia y muchos se han negado a cumplir los requerimientos judiciales al no readmitir a las personas trabajadoras.

Mientras, las principales empresas que se proveen de estas fábricas: la española Zara, del grupo Inditex, la sueca H&M y la norteamericana Gap siguen siendo testigos silenciosos de esta grave vulneración de los derechos laborales. No en vano, Zara y H&M son las empresas que más pedidos tienen en Camboya. Por su parte, Gap se provee en la fábrica “United Apparel”, involucrada en el grave caso de violación de derechos humanos contra el sindicalista Sous Chantha.

La Campaña Ropa Limpia internacional se ha puesto en contacto con las principales empresas de ropa que deslocalizan su producción en las fábricas involucradas para informar del conflicto y exigir la readmisión inmediata e incondicional de los/as trabajadores/as, así como una indemnización para compensar estos últimos meses sin salario. Algunas marcas han dado pequeños pasos, pero sus acciones han sido claramente insuficientes para obtener un impacto real. Por ello, sólo queda exigir públicamente a estos gigantes de la moda low-cost que actúen con urgencia sobre sus proveedores en Camboya.

Asimismo, está llevando a cabo una acción urgente instando al envío masivo de cartas a Zara, Gap y H&M para exigir a estas firmas que tomen cartas en el asunto.

Si tú también quieres enviar una carta a estas tres marcas, pincha aquí:

www.ropalimpia.org/firmas_Camboya

¡Exige a Zara, H&M y Gap que protejan los derechos de los trabajadores y trabajadoras que fabrican la ropa que inunda los escaparates de nuestras ciudades!

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos

Obsolescencia programada

Quien crea que un crecimiento infinito es compatible con un planeta finito, o es un loco, o es un economista

Cuando las siguientes generaciones conozcan el modelo de consumo que adoptamos, el modo en el que despilfarramos pudriendo nuestro entorno y sin dar la oportunidad a una alternativa con la que poder desarrollarnos de un modo sostenible… “La posteridad nunca nos perdonará”.

Este documental nos explica la aparición y el desarrollo del concepto de obsolescencia programada, entendido como sistema de limitación de la vida de un producto en aras de un mayor y más frecuente consumo.
Si un modo de consumir es hoy en día más influyente que un voto, este documental podría convertirse en otra herramienta didáctica mediante la cual formar a ciudadanos responsables, conscientes y participativos.

1 comentario

Archivado bajo Documentales