Archivo de la etiqueta: Estados Unidos

La violación “legítima”

Cuando escuché en la BBC  la controversia creada por el congresista norteamericano Akin, pensé que no había entendido bien la expresión “legitimate rape” (“violación legítima”). Una vez confirmado el hecho de que mi inglés funcionaba perfectamente y que era más bien el cerebro del congresista el que no iba tan bien, empecé a alucinar.

Y en realidad no sé por qué alucino. Aún nosotras mismas hemos interiorizado completamente ese concepto de violación que intentan vendernos. Para que te violen tienes que estar ante un hombre desconocido, que te asalta en un callejón oscuro, que te agrede físicamente para poder controlarte mientras gritas, pataleas y arañas. Eso sí es una “violación legítima”, sí señor.

Si no se dan estas circunstancias, quizás deberías plantearte si realmente has sido violada…

Me siento sobrecogida cuando pienso en todas esas mujeres en todo el mundo que no han denunciado una agresión sexual porque fueron agredidas por sus maridos o novios de instituto, porque en realidad iban vestidas muy provocativas y se sienten culpables, o porque comenzaron una relación consentida que se volvió agresiva, amenazante o humillante y no pudieron hacerla parar.
Y lo más probable es que, si se sinceran con amigas, madres o profesoras, éstas les hagan ver que, en efecto, no se trataba de una violación. ¿Cómo va a violarte tu novio, si estás con él porque tú quieres? ¿Cómo va a tratarse de una violación si estábais ambos en tu habitación, besándoos y casi sin ropa?

En fin. Supongo que a eso es a lo que se refería el Sr. congresista cuando hablaba de “violaciones no-legítimas”.

Necesito el feminismo porque mi sociedad me dice constantemente cómo vestir, dónde no ir por la noche, y que no puedo salir sola por si me violan. Y sin embargo no enseña a los chicos a no violar.

Seguimos siendo las culpables de las violaciones. Seguimos siendo unas histéricas que inventan culpables cuando nos arrepentimos de haber mantenido relaciones sexuales. Seguimos siendo las que provocamos dichas situaciones llevando determinada ropa o adoptando ciertas actitudes “facilitadoras”. Seguimos pensando “sí” en el fondo, aunque digamos alto y claro “no”. Seguimos temiendo que nuestros hijos sean acusados injustamente de agresión sexual, aunque no cuestionamos su libertad, mientras que tememos que nuestras hijas sean violadas y por ello limitamos sus movimientos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos, Noticias

¿Demasiado temprano para aprender?

A raíz de la decisión tomada por el ministro de Guindos de suprimir el programa Educa 0 3, el cual ofertaba educación a los niños de edades entre los 0 y los 3 años, encuentro un video muy interesante que me apetece compartir con vosotrxs.

Recordemos los comentarios tanto de la Secretaria de Estado de Educación como de el propio ministro:

 “No vamos a dar continuidad a este programa porque entendemos que es una etapa con un componente educativo menor“.

La enseñanza hasta tres años es sobre todo “asistencial“.

El vídeo explica, en unos escasos 6 minutos, las experiencias resultantes del programa que un grupo de psicólogos de Carolina del Norte puso en marcha a principios de los ’70.

Tomaron una muestra de niños (provenientes de los barrios más deprimidos de la ciudad) de edades tan tempranas como las 6 semanas, y comenzaron con el programa, asegurándose de que esos niños y niñas tendrían el cerebro ocupado a todas horas del día. Los estímulos y los juegos estaban científicamente diseñados.

Para cuando esos niños y niñas cumplieron los 3 años, mostraban una mayor fluidez lingüística que los niños que no habían tomado el programa, además de un Coeficiente Intelectual más alto y una actitud más madura.

Y lo más importante: a pesar de que esos niños se integraron en escuelas normales y continuaron su formación como cualquier otro, sus altas capacidades y su CI se mantuvieron a lo largo de toda su vida, incluso hasta llegar a la vida adulta.

Conclusión del estudio: la estimulación temprana tiene un efecto prolongado en las vidas de las personas.

Después de esto, vuelves a contrastar científicamente que los políticos te mienten, que son unos ineptos en sus funciones y que, en realidad, no tienen ni idea de lo que están haciendo.

Deja un comentario

Archivado bajo Documentales, Educación Social

El primer presidente judío

(artículo tomado de http://english.aljazeera.net/indepth/opinion/2011/09/201192216365733499.html)

Marwan Bishara

Así titula el New York Times su último suplemento.
Al escuchar a Obama hablar en las Naciones Unidas el Miércoles, muchos estarían de acuerdo con esta afirmación. Especialmente los palestinos.
El presidente de EE.UU. ha adoptado la posición israelí más extrema en lo que respecta a la cuestión del reconocimiento internacional de un estado palestino independiente.
Pero, en realidad, ese posicionamiento no es judío. Es un posicionamiento sionista radical. Muchos judíos -incluyendo a judíos estadounidenses e israelíes- no apoyan tan extremista visión.
Pero el hecho de que Obama haya superado a su predecesor Bush, el defensor más radical de Israel de entre todos los presidentes de los EE.UU., ha dejado a la población israelí estupefacta. El último presidente sionista americano sonó como uno de los propios padres fundadores del estado de Israel. 

Nunca se había oido hablar a un presidente estadounidense hablar tan directamente a partir de los papeles del gobierno israelí. 

Se podría pensar que, tras seis décadas de ocupación y dos décadas de procesos de paz, el presidente Obama reconocería una discrepancia política y moral con necesidad de solución. Se podría pensar que subrayaría sus propias palabras pronunciadas en El Cairo hace año y medio a propósito de la necesidad de Israel de parar sus asentamientos ilegales en Palestina. Se podría pensar que subrayaría su promesa de un estado palestino en un año (refiriéndose a esta semana).  Que subrayaría su propia retórica sobre la paz en la región árabe. O que subrayaría su propio énfasis en la paz basada en la retirada, no en la trillada lógica de la guerra.

Finalmente, el presidente Obama dinamitó su propio eslogan “change we can believe in”.
Su narrativa estuvo inspirada en la peor propaganda oficial israelí. Es más, gran parte de ella fue un cortar y pegar de sus libros de cabecera.
Habló de “hechos” históricos que han sido rechazados por historiadores israelíes desde hace mucho tiempo, y de verdades que no son más que interpretaciones parciales de una situación política. […]
Alabó el trabajo de los israelíes en forjar un estado prolífico en su “tierra natal histórica”. Sin embargo, la mayor parte del mundo, y por supuesto el mundo árabe, vio la ocupación israelí como un proyecto colonial con pretextos teológicos.[…]

La política es así. Eso se puede llegar a comprender. Pero lo que no se puede comprender es que se dé por hecho. “Es la naturaleza de la política!” “Lo tomas o lo dejas!”.
Si ese es el caso, entonces llamemos las cosas por su nombre, y a la administración estadounidense por ser, no judía o sionista, sino más bien hipócrita.
Habla de justicia pero persigue políticas injustas; habla de represión, pero promueve sus propios intereses a toda costa; predica la libertad, pero defiende la ocupación; habla de derechos humanos pero insiste en encomendar al lobo, y sólo al lobo, el cuidado del gallinero.

[…]

Marwan Bishara es analista político de Al Jazeera. Previamente fue profesor de relaciones internacionales en la Universidad Americana de París.


Deja un comentario

Archivado bajo Traducciones